Piel joven y fresca sin necesidad del bisturí

No hay nada más molesto para una mujer que los terribles signos de la edad, y es que esas temidas arrugas en los ojos o líneas de expresión en el rostro hacen que aparentes más edad, pero, ¿cómo las podemos evitar?
En realidad, nada puede detener las inclemencias del tiempo en nuestro cuerpo –sobre todo en nuestra piel-, pero sí podemos darnos una “manita de gato” de vez en cuando con estos tratamientos que no te llevarán a una mesa de quirófano bajo el nada titubeante filo de un bisturí.
Naturales o con peeling bioquímico hoy en día hay toda una gama de procedimientos que ayudan a cuidar tu salud mientras te rejuvenecen en un parpadeo. Con el tiempo la piel pierde firmeza debido al debilitamiento de los tejidos de sostén, la pérdida de colágeno y elastina; para ello hay un tratamiento del que seguro has escuchado, y es que, entre famosas, y las que no lo son tanto, el uso de botox es un mal necesario que las ha sacado de apuros.

doll-skin

Un tratamiento que hará lucir la piel de tu rostro más joven y luminosa es la mesoterapia facial con vitaminas, y es que con micropunciones se proporciona a tu piel ácido hialurónico, vitaminas, minerales, coenzimas, ácidos nucleicos, etc., que le dan ese aspecto radiante que tanto buscas.

Si lo tuyo son los remedios naturales hechos en casa, entonces te vamos a dejar un par de recetas que puedes colocar a tu rostro en un placentero día de descanso mientras escuchas música, lees tu libro favorito o ves una película. Porque sabemos lo importante y delicada
que es la piel de tu rostro, estas recetas están pensadas en mujeres jóvenes que gustan de las mascarillas y en aquellas que no lo son tanto, pero evitamos a toda costa las agujas.

La miel y la avena son un clásico en toda mascarilla y no puede faltar en tu alacena, mezcla dos cucharadas de avena y una de miel en un recipiente pequeño y úntala en tu rostro hasta el cuello –no escatimes en cantidad-, deja actuar por 15 minutos y retira con agua fría.

Con vitamina C, E y potasio, entre otras cosas, el aguacate se lleva las palmas como un favorito para toda mascarilla. Por ello, para ésta necesitarás uno maduro y ½ taza de miel de abeja; mezcla todo perfectamente y aplica en el rostro y cuello dejando actuar durante 20 minutos, finalmente retira con agua fría y repite este proceso dos veces a la semana.

Estos y algunos tratamientos más lo puedes encontrar en Doll Skin, ubicados en una de las zonas más prestigiadas de la ciudad, son expertos en todo lo que tenga que ver con el cuidado de la piel y tu salud, date una vuelta por su sitio web o página de Facebook.

¡Ya tienes la fuente de la juventud en tus manos! No esperes más y prueba estas recomendaciones. Recuerda que nada es milagroso, así que adicional no olvides hacer ejercicio, tomar mucha agua y tener una dieta balanceada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *